Paperback Ù Le ParK Epub ↠


Le ParK ❰BOOKS❯ ✯ Le ParK Author Bruce Bégout – Thomashillier.co.uk Roman d anticipation d crivant un monde de divertissement pouss l extr me Sur une le, le ParK est un condens insolite de toutes les formes de parcs imagin es par les hommes Le cerveau du projet, Litch Roman d anticipation d crivant un monde de divertissement pouss l extr me Sur une le, Le ParK est un condens insolite de toutes les formes de parcs imagin es par les hommes Le cerveau du projet, Litch, est le th oricien de la neuro architecture, fond e sur les ressorts les plus subtils de la psychologie humaine L exploration d un lieu trange o se m lent l insolite et l effroyable.

  • Paperback
  • 152 pages
  • Le ParK
  • Bruce Bégout
  • French
  • 13 March 2019
  • 2844853498

About the Author: Bruce Bégout

Bruce B gout, n le mai , est un philosophe et crivain fran ais Il est ma tre de conf rences l Universit Bordeaux IIIIl a publi plusieurs ouvrages philosophiques, quatre essais aux ditions Allia Z ropolis L exp rience de Las Vegas, Lieu commun Le motel am ricain, La D couverte du quotidien l ments pour une ph nom nologie du monde de la vie, De la d cence ordinaire, , mais aussi un documentaire fiction la mani re de certains cin astes tir de son roman L blouissement des bords de route ditions Verticales, Par ailleurs, il a particip la revue Inculte avant de la quitter en f vrier En , il publie aux ditions Inculte Suburbia, un essai sur les banlieues essentiellement r sidentielles qui s tendent la p riph rie des villes En parall le ses recherches, il dirige la collection Mati re trang re aux ditions VrinSes travaux s inscrivent dans la tradition de la ph nom nologie Sp cialiste de Edmund Husserl auquel sa th se est consacr e, il se consacre l exploration du monde urbain, des lieux communs, mais aussi au quotidien galement auteur de fiction, il a publi un recueil de nouvelles, Sphex, en ainsi que Le ParK en En janvier , c est nouveau un recueil de nouvelles qu il publie aux ditions Allia, L Accumulation primitive de la noirceurAyant voyag aux tats Unis, il livre dans Duane Hanson, le r ve am ricain son point de vue sur le sculpteur am ricain et ses r alisations.



10 thoughts on “Le ParK

  1. Mariano Hortal Mariano Hortal says:

    Publicado en de las primeras sorpresas agradables de este a o es este Le ParK del fil sofo y escritor franc s Bruce B gout era dif cil que un libro que tenga esa portada, ese dise o y edici n y un parque de atracciones para representar una distop a no fuera a gustarme y, ciertamente, ha sido as Estamos ante una peque a joya.Estructurado en peque os cap tulos, desde pr cticamente la primera p gina el franc s adopta un estilo period stico poco habit Publicado en de las primeras sorpresas agradables de este a o es este Le ParK del fil sofo y escritor franc s Bruce B gout era dif cil que un libro que tenga esa portada, ese dise o y edici n y un parque de atracciones para representar una distop a no fuera a gustarme y, ciertamente, ha sido as Estamos ante una peque a joya.Estructurado en peque os cap tulos, desde pr cticamente la primera p gina el franc s adopta un estilo period stico poco habitual para este tipo de narraciones de hecho, la mayor a de las ocasiones suele hacerse de una manera ficcional como si se tratara de una novela represent ndonos aleg ricamente dicha distop a La adopci n de este estilo period stico resulta m s terror fica precisamente porque esta forma de escribir nos acerca a n m s a la realidad en que vivimos la sensaci n es la de estar leyendo una cr nica que tratara sobre algo que es real, que est sucediendo de verdad Le ParK es un parque, si bien un parque distinto a los dem s Hay muchas clases de parques para plantas, para animales, para hombres, parques de empresa, destinados a veh culos e incluso a aparatos averiados, parques de ocio, de encarcelamiento, de estacionamiento, de espacios protegidos Le ParK es eso y m s La K may scula subraya su singularidad absoluta En cierto modo, este lugar expresa la esencia universal de todos los parques reales y posibles Es el parque de todos los parques, la s ntesis definitiva que revela al resto como obsoletos el concepto universal, el invariante formal Todo aquello que pueda caracterizar a un parque se encuentra reunido en Le ParK, bajo una forma in dita y un tanto fant stica Abominable, dir n algunos La letra K en may scula subraya la unicidad del sitio, incluso a trav s del nombre, un sitio en el que lo l dico que se puede mezclar con lo no tan l dico de una manera explosiva Le ParK guarda m s similitudes con un sistema de gobierno cosmopolita en la era web 3.0 que con el antiguo esquema de panem et circenses Y no es que hagamos hincapi en ello el goce y la distracci n se hallen del todo ausentes en este emplazamiento singular, a contracorriente de lo habitual en esta materia, pero s se encuentran combinados con otros elementos menos l dicos que le confieren un giro especialmente asombroso, incluso explosivo Nace una nueva geograf a del sue o, con sus im genes ambiguas, sus ambientes flotantes, sus condensaciones salvajes Lo que m s asusta, como dije anteriormente, es precisamente esta apariencia de realidad que se representa a n m s por la sensaci n de confusi n que nos transmite esta confusi n est emparentada con la visi n que tenemos actualmente de una realidad que no acepta verdades absolutas vivimos en tantos grises que no nos sentimos seguros, y esa es la baza m s original del parque El espacio psicopatol gico de Le ParK se ocupa en cada una de las encrucijadas del terrorismo mundial y del urbanismo inmunitario Como vemos, su originalidad tiene que ver con la confusi n, en un solo y mismo lugar, de diferentes clases de enclave humano con el juego sutil de los mestizajes salvajes, de los collages surrealistas, de los acoplamientos monstruosos, de las relaciones in ditas, unas veces geniales y otras descabelladas, siempre provocadoras La singularidad del parque se convierte entonces su mayor caracter stica para la elecci n de los visitantes, vivir en l, sufrir sus confusiones, se vuelve su mayor baza, lo convierte en elitista el siguiente nivel de terror al que podemos llegar, no solo lo pasaremos mal en la realidad que vivimos sino que nos pelearemos por estar entre los elegidos para dicha realidad Le ParK no aspira rivalizar con Las Vegas, Macao o Dub i, esas vulgares trampas para turistas que deslucen su oferta al ampliar la admisi n de su clientela Lejos del circo popular, se postula como un producto de lite, una obra de vanguardia, severa y dif cil, que no pueden apreciar sino los iniciados escogidos tras una cuidadosa criba Lo que nos ocupa es una nueva clase de parque, m s especializado, m s riguroso, m s selectivo A la descripci n inigualable que hace de Le ParK, B gout a ade, en su parte final, la experiencia de aquellos visitantes que han gozado del parque, a los dos niveles de terror mencionados a ade un tercero, m s all , la aniquilaci n de la esperanza como posible elemento dulcificador de la realidad vivida Se acuerda entonces, vali ndose de una reminiscencia escolar, de que la esperanza es el ltimo de los males el m s temible y devastador que sale de la caja de Pandora, contrariada por haberse dejado atrapar Ere es el recuerdo particular de Le ParK que se llevar consigo y que no lograr n tapar, por su capacidad inimaginable de atraer el polvo, las mesas o chimeneas en el sal n de sus ambiciones derrotadas Por si fuera poco, para acabar, nos demuestra la vigencia de Le ParK y c mo nos conformaremos con esta situaci n por muy horrorosa y grotesca que nos parezca Podemos apostar a que, a medida que el mundo occidental se vuelva m s sano, hermoso, bueno, rico y viejo, menos soportable ser para una franja importante de su poblaci n esta felicidad ineluctable de la que se empe ar en escapar cueste lo que cueste Entonces la crueldad constituir un nuevo mercado a explotar, una evasi n lucrativa No obstante, Le ParK no es un mero espejo del futuro, se asemeja m s bien a una galer a viviente de pinturas b rbaras alrededor de las cuales gravita, sin cuestionarse demasiado, un p blico vido de emociones alacres y morosas Quiz lo m s doloroso es que no estamos hablando del futuro sino que Le ParK ya est imbuido en nuestras vidas Excelente libro, sin lugar a dudas, en tema, edici n, estilazo no puedo ponerle ning n pero Hay que leerla.Los textos vienen de la traducci n del franc s de Rub n Mart n Gir ldez de Le Park de Bruce B gout en la editorial Siberia

  2. Nora Nora says:

    Sehr interessant zu lesen, definitiv nicht f r jeden etwas.

  3. Óscar Brox Óscar Brox says:

    Una de las claves bajo la que se recoge el signo de lo contempor neo es la superproducci n La sobreabundancia de est mulos, que tanto puede referir a lo psicol gico como a lo econ mico, y la sobreabundancia de afectos, que a fin de cuentas dibuja el mapa de nuestra condici n humana Capital y pasi n, una alianza que cubre desde la evasi n m s pueril hasta los aspectos m s fundamentales Bruce B gout hab a posado su mirada con anterioridad en una de las potencias del consumismo m s febril, Las V Una de las claves bajo la que se recoge el signo de lo contempor neo es la superproducci n La sobreabundancia de est mulos, que tanto puede referir a lo psicol gico como a lo econ mico, y la sobreabundancia de afectos, que a fin de cuentas dibuja el mapa de nuestra condici n humana Capital y pasi n, una alianza que cubre desde la evasi n m s pueril hasta los aspectos m s fundamentales Bruce B gout hab a posado su mirada con anterioridad en una de las potencias del consumismo m s febril, Las Vegas, como simulacro y espect culo del porvenir de las metr polis En Le Park, la novela que publica Siberia, el fil sofo franc s orienta esa reflexi n hacia la ficci n por tanto, hacia la intuici n y las fabulaciones en forma de un gigantesco parque de parques que, como aquel libro de Ballard, deviene una exhibici n de atrocidades.Escrito a mitad camino entre el informe y la cr nica period stica, Le Park aborda un repaso exhaustivo de las caracter sticas del parque, descripci n casi imposible que B gout convierte en rasgo propio del lugar el exceso de detalle y la proliferaci n de atributos, la acumulaci n y la sobreproducci n, la falta de una definici n cerrada ante un espacio que no deja de extender sus tent culos al conquistar cada afecto y cada est mulo que podamos poner en liza Un jard n de las delicias con forma de campo de exterminio, una guarder a y una c rcel, un geri trico, el para so y el purgatorio, Disneyland y Treblinka Opuestos que comparten una naturaleza espectacular, la divisa de nuestro presente, y que se injertan en esa isla cerca de Borneo como miembros de un mismo cuerpo de una idea de ocio violada y ultrajada por sus continuas evoluciones, donde puede el m s, la l gica del a adido y la falta de l mite.B gout, sin embargo, aporta un enfoque interesante el parentesco o la ra z que comparten las diferentes atracciones del parque, es decir, c mo lo contempor neo parece que acerca y acepta como dos fen menos similares el entorno concentracionario con la imagen tradicional de un lugar para la familia He ah una de las patas del an lisis de su autor, que construye un espacio inmenso para poder reflejar la mutaci n corrupci n evoluci n de las formas de ocio y la reflexi n que atrae para s esa mezcla En el fondo, se trata de una manera de visar algo tan dif cil de aprehender y formalizar, y sin embargo tan com n en nuestro discurso, como la novedad la ansiedad por lo nuevo y la demanda de lo diferente ins lito De ah , por cierto, una de las ideas m s atractivas del libro Le Park no es un conjunto de atracciones, sino un contrato social entre personas mediatizadas por dichas atracciones En Le Park no hay lugar para el exceso, y si lo hay sin duda es un exceso de realidad.A trav s de personajes con nombres vagos o elementales, Kalt fr o , Licht luz y Leer vac o , B gout desgrana las ambiciones te ricas del parque, m s neuronales que psicologistas Espacios para estimular nuevos contactos sin pticos y nuevos circuitos neuronales zonas que respondan a las emociones, a la atracci n y repulsi n, al shock primitivo y al elaborado Qu gran fantas a aquella que imagina un espacio dise ado como un cerebro, construido con sus elementos y organizado con sus funciones Es ah donde el fil sofo franc s articula otra de las partes de su discurso la emoci n que inspira ese lugar y el lugar que inspira esa emoci n, lo que deseamos, lo que creamos y la relaci n fuerte que establecemos entre ambos puntos Una cuesti n abierta tanto al mbito del arte contempor neo como al de la reflexi n moral, al urbanismo y a la sociolog a, tal y como, a partir de un concepto como la biopol tica, reflejara Michel Foucault en algunos de sus escritos.Conviene leer Le Park como una poderosa introducci n a cierta rama del pensar filos fico contempor neo como un ejercicio de seducci n que tiene en sus contornos de novela de ciencia ficci n su mejor herramienta Un poco a la manera del Ballard de La exhibici n de atrocidades, con el que comparte numerosos puntos en com n, donde la reflexi n sobre el destino de los afectos nos invita a continuar la investigaci n por otros medios Por eso, la fortuna de un libro como el de B gout hay que encontrarla en su lucidez para detectar los elementos que describen nuestro presente y, como cantara Ian Curtis, ense arnos el camino para adentrarnos en l.Publicado en D tour

  4. Maria Skyllas Maria Skyllas says:

    L auteur d crit un parc imaginaire, un concept unique et extr me Il n y a pas vraiment d histoire en tant que telle, il s agit plut t de br ves incursions dans ce monde inusit Un roman original et tr s bien crit, mais je suis rest e un peu sur mon app tit quelques reprises en cours de lecture.

  5. María Sánchez María Sánchez says:

    y el encanto de la barbarie

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *